Un día en Riga, la ciudad más grande de los Estados Bálticos

Después de cinco días en Londres, nuestra travesía europea tenía un nuevo (¿y exótico?) rumbo: Tallinn, Estonia. Pero a la hora de buscar vuelos desde el Reino Unido, encontramos uno que ampliaba nuestro paso por el estado báltico: AirBaltic ofrecía una escala de 12 horas en Riga, la capital de Letonia. ¡Imposible no aprovecharlo!

Así fue como aterrizamos en Riga cerca del mediodía. Teníamos tiempo hasta la medianoche para disfrutar de la ciudad (un golazo: la aerolínea se ocupaba de mandar nuestras valijas directamente a Tallinn, por lo que no nos tuvimos que preocupar dónde dejarlas).

Lo primero que nos llamó la atención fue la tranquilidad que se respiraba, una tranquilidad no muy común en ningún aeropuerto del mundo. Bueno, en Riga sí. Salimos y nos las arreglamos para entender el idioma (hablan en letón y en ruso), y tomar un bus hacia el centro, que estaba a unos 4 kilómetros del aeropuerto. Y en ese momento volvimos a sentir curiosidad por algo: en el colectivo, si bien previamente sacás un ticket en una terminal automática, no tenés que mostrarlo apenas entrás. Te sentás, y listo. Si en algún momento se sube un inspector y lo pide para comprobar que pagaste, bárbaro. De lo contrario, te lo quedás. ¡Cuánta confianza! Claro que a nadie se le cruza por la cabeza “hacer trampa” porque la multa puede ser de 50 euros.

Finalmente llegamos al centro histórico de Riga, que en 1997 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por el estilo de sus edificios Art Nouveau y por la fusión de arquitectura, entre torres de iglesias de la Edad Media, monumentos del siglo XIX y una marcada estructura soviética. A Riga también se la conoce como la “París del Este”, por el estilo de sus cafés y su riqueza histórica y cultural.

La primera parada fue en un restaurante que ofrece platos típicos (¡está lleno!). Probamos una sopa tradicional de Letonia (de nombre muy extraño) servida en pan, con repollo, carne, panceta, verdeo y queso. Ri quí si ma. Y de postre, otro plato típico, una especie de mousse de arándanos con chocolate. Otra delicia.

Después de comer, aprovechamos la tarde para pasear por el casco histórico de Riga. Lo principal es la Plaza del Ayuntamiento, donde lo que más llama la atención es la House of the Blackheads o la Casa de los Cabezas Negras, que data del año 1334 (fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial). Es un espacio destinado a eventos, que originalmente perteneció a una asociación de comerciantes extranjeros conocidos como la Hermandad de los Cabezas Negras.

Otro punto imperdible, e imposible no encontrarlo, es la Torre de la Pólvora. Es una de las 18 torres que llegó a tener la muralla de la ciudad.

También llaman la atención de los turistas los conocidos como “Tres Hermanos”, el complejo residencial más antiguo de Riga, que son tres casas ubicadas en la calle Mazā Pils, concretamente en los números 17, 19 y 21.

Otra de las estrellas del old town de Riga es un gatito. Sí, una escultura de un gatito negro ubicado en el techo de una construcción. Según la leyenda, el escultor murió al caer desde la torre.

Después de perdernos por varias horas en cada rincón de Riga, era hora de un happy hour. En cada bar ofrecían a buenos precios pinta de sidra artesanal. ¡Muy buena! La acompañamos con un típico “snack” de Letonia: pan de centeno oscuro, saborizado con ajo.

Al caer el sol, de a poco el casco histórico de Riga se fue iluminando, aparecieron músicos callejeros, y con la tranquilidad que caracteriza a la ciudad, se convirtió en una postal única.

Y ahora sí, listos para volver al aeropuerto y embarcar rumbo a Tallinn, Estonia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s