Islandia día 3: el Sur (parte I)

Seljalandsfoss

Otra de la taaaantas cascadas de Islandia. Lo particular de esta, es que podés caminar por detrás del salto de agua. ¡Hermosa!

Gljúfrabúi

Una nueva cascada en el itinerario. Pero esta vez, en forma de “tesoro escondido”, porque está cubierta. Para llegar, hay que atravesar un sendero muy angosto con un arroyo (advertencia: hay que hacer mucho equilibrio y mojarse es inevitable). ¡Pero al llegar tenés esta recompensa!

Skógafoss

Si viste la serie Vikings, esta cascada te va a resultar muy familiar (spoiler alert: la escena aquí la protagoniza Floki). Es una de las más grandes del país, con 60 metros de altura y 25 de ancho. Cuenta la leyenda que acá el primer colono vikingo enterró un tesoro.

Kvernufoss 

Tal vez sea la cascada menos turística de Islandia. Literalmente, no había NADIE. Un espectáculo natural para disfrutar en silencio lejos de la gente. 

Sólheimajökull

Y ahora el paisaje es imponente pero no por una cascada sino por este enorme glaciar. Si bien existen excursiones para caminar sobre él, nosotros optamos por simplemente apreciar su inmensidad.

Avión abandonado de Solheimasandur

¡Los famosos restos de avión abandonados en el medio de la nada! Hace más de 40 años, en plena Guerra Fría, este avión militar (que era de las fuerzas aéreas norteamericanas) tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia sobre esta playa volcánica (por eso la arena negra) completamente desierta. Llegar no es tan fácil: se puede en auto hasta el “acceso principal” y, al lado de la ruta, lo estacionás, y te vas a encontrar con cartelería que explica, no sólo una breve historia del avión, sino también los riesgos de subirse y treparse (como en toda Islandia, te advierten el peligro y te aclaran que estás bajo tu propio riesgo). A partir de ahí, te espera una laaaaarga caminata de unas 2 horas y media entre ida y vuelta (está prohibido llegar en vehículo desde 2016).

 

IMG_0188

Es un camino llano, sin dificultades, pero largo, bastante largo. A nosotros nos tocó un típico día islandés: hasta llegar al avión, caminamos con sol, tormenta, vientos terribles, lluvia, sol nuevamente, nublado, y así…pero paciencia y llegás al famoso avión ideal para sacar muuuuchas fotos.

 

Reynisfjara y Reynisdrangar 

En esta península hay playas de arena negra espectaculares. Pero ojo: no te acerques mucho al agua porque tiene corrientes muy fuertes y hay advertencias de que turistas murieron por tomarse una foto en las orillas. Hay que tenerle mucho respeto a la naturaleza. Acá también podés apreciar tres rocas inmensas que son conocidas como los “trolls petrificados”, por una leyenda islandesa que dice que estos trolls malévolos salieron de su cueva y fueron sorprendidos por el sol mientras arrastraban un barco, y así quedaron.

 

Iglesia de Vik i Myrdal

El pueblo de Vik es realmente hermoso. Y en él se destaca su pequeña iglesia que está ubicada en las alturas de una colina, con unas vistas alucinantes al mar y a la ciudad.

Camping

Dormimos en el camping Kirkjubaer II, ideal para estadía de solo una noche. Las duchas no estaban incluidas.

Ir al día 4


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s